32 - Evitar que lo picotee

SKU
VIDEO-263
Vista general
. Descubra los gestos que evitarán las mordeduras desagradables.
No está disponible
0,00 €

Los loros no son depredadores y no es entonces muy natural para ellos atacar con su pico. En cambio, saben perfectamente defenderse utilizándolo. Esto se puede observar fácilmente en la naturaleza o en la pajarera. Dos loros que se pelean utilizarán su pico sin escrúpulos. Estas peleas suceden a menudo sin consecuencias, salvo raros casos (superpoblación, acceso limitado a la alimentación, período de reproducción). De la misma forma, los accidentes graves son rarísimos, ya que los loros saben perfectamente manejar la fuerza de su pico y el castigo que quieren infligir.

 

Los puntos clave de este video

Los picotazos son, a menudo, sinónimo de pérdida de confianza.


Mire a su pájaro antes de recuperarlo.


Efectúe gestos lentos.



No insista si su loro está cansado y respete su humor.


Use su mano izquierda para desviar la atención del pájaro.


Una vez en su mano, si el pájaro hace el ademán de picotearlo, desestabilícelo ligeramente.

Mantenga permanentemente el contacto con sus ojos.


Lo que hay que saber

Un ara chloropterus (guacamayo rojo de alas verdes) o un ara ararauna (guacamayo azul y amarillo) tienen fuerza como para seccionar un dedo. Sin embargo, estos accidentes no se han descrito nunca. Por otra parte, cuanto más grande es el loro, más conciencia tiene de su fuerza. En ciertas especies, o en ciertos sujetos, el pico es utilizado únicamente con fines de intimidación. El pico muy abierto, acompañado por un grito ronco, es suficiente para rechazar caricias. Este comportamiento se observa, a menudo, cuando se quiere tocar el comedero (¡la comida es sagrada!) o la jaula de un pájaro territorial.
Ahora bien, tenga cuidado con el pico de su loro, ya que puede utilizarlo para pellizcarlo y esto puede hacer mucho, mucho mal. Estos comportamientos raramente son agresivos, pero muy a menudo defensivos. Un loro va a picotearlo generalmente tras un gesto muy brusco, un gesto inadecuado, no adaptado a la situación o simplemente para castigarlo y sancionarlo. Por ejemplo, porque usted se fue el fin de semana dejándolo solo, o incluso por celos.
En fin, se puede evitar ser picoteado casi en el 100% de los casos si observa bien a su loro y si se respetan algunos gestos simples. Por otra parte, tenemos una regla en nuestro criadero que todas las cuidadoras comparten: no tenemos derecho a que nos picoteen, ¡ya que esto sería sin duda consecuencia de un error por nuestra parte!

Fuentes


www.colony.fr


Usted ha señalado una equivocación, un error de redacción, no está de acuerdo con esta información o ha vivido una situación que puede ser útil para otros; no dude en comunicarnos su testimonio escribiendo a la siguiente dirección: contact@colony.fr

Escribir Su propia reseña
Solo usuarios registrados pueden escribir comentarios. Por favor, iniciar sesión o crear una cuenta